Bocetos de una mujer fraguada en los caminos del humanismo puesto en práctica Mónica Roldán Reyes

Mónica Roldán Reyes es una mujer poblana, abogada, dedicada desde hace dos décadas a la defensa de los derechos humanos. Es madre de tres talentosas mujeres, quienes a ejemplo de su madre, se van abriendo paso en una sociedad que en estos momentos se encuentra en una disyuntiva en su camino hacia el progreso.

Desde muy pequeña se caracterizó por ser una persona inquieta, con deseo de conocimiento, una curiosidad insaciable y que siempre ha considerado la independencia como un valor fundamental para alcanzar sus ideales.

Quienes conocen a Mónica Roldán podemos describirla como una mujer siempre con las botas puestas cuando hay que buscar los caminos enlodados de los pueblos más alejados y olvidados del país, una profesional siempre preparada a la altura que le exijan los más prestigiosos escenarios y tribunas, así como todo lugar donde sea necesario que las personas reciban un trato profesional y humano en materias de derecho, desarrollo comunitario, derechos civiles y humanos.

Mónica siempre ha demostrado ser una persona capaz conciliar posiciones totalmente opuestas entre las personas, siempre ajustándose al marco de la legalidad y los valores humanos. Ha podido consolidar fuerzas de la sociedad civil y las diversas comunidades en las que ha desarrollado proyectos que a veces han sido pioneros, logrando grandes aprendizajes y resultados que han ayudado al bienestar de miles de personas.

Sabe entender a las personas, porque su propia validación profesional ha significado ir en contra de un sistema que en muchas ocasiones espera de las mujeres más que de cualquier ser humano. Con su excelencia profesional y su gran empatía Mónica siempre ha ocupado los primeros puestos cuando se habla de las personas del Estado de Puebla que se han caracterizado por su trabajo en pro del bien social. Mónica entiende el llanto de la persona agredida, el temor de quien ha huido de las balas o la confusión de la persona de las comunidades autóctonas que no encuentran una persona que hable su idioma. Las necesidades de los más pequeños y el clamor del pueblo siempre son su pensamiento, junto con su gran amor a su familia y amigos, su lealtad que le ha ganado ser querida y respetada por todos.

Cuando ha vivido alguna injusticia, siempre ha logrado llegar a lo correcto por los medios legales, siempre dentro del margen de la ley y con irrestricto apego a las autoridades, pero teniendo como centro de su misión humana y profesional al ser humano. Conoce el funcionamiento del sistema y busca que él mismo sea un espacio para que las personas logren mejores condiciones de vida.

Mónica Roldán es una de las ciudadanas que, junto con la comunidad, lograrán un estado de la sociedad más humana y orientada hacia el desarrollo y los retos que nos presenta el presente, pero con claridad de futuro y respeto por el pasado, la sociedad y las tradiciones, creencias, ciencia y filosofías que forman el México que somos, porque ella se ha hecho en el camino, conoce el camino y sabe cómo llegar a la meta.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: