Buscan desde el congreso evitar que niños sean registrados con nombres peyorativos o discriminatorios como “Aceituno, Cesárea, Fulanito”

La diputada local Chávez, presentó ante el pleno del Congreso del Estado, una iniciativa de Ley en la que se busca evitar que menores de edad sean registrados con nombres peyorativos, discriminatorios o denigrantes en Puebla, por lo que se pretende que el Juez del Registro Civil oriente a quien presente a la niña o el niño respecto al tema, a fin de que los exponga a ser motivo de burla. 

En entrevista, Lara Chávez señaló que la enmienda busca adicionar dos últimos párrafos al artículo 859 del Código Civil del estado y que la finalidad es que los menores no tengan algún nombre infamante, denigrante, carente de significado. 

La diputada local puntualizó que, si se logra la reforma antes de acabar la presente legislatura, solo faltaría hacer un reglamento para garantizar que los padres de familia no incurrirán en estas acciones, que en la mayoría de casos derivan en discriminar al menor. 

“Esta reforma tiene como propósito proteger la integridad de los menores, a veces con la conjugación de nombres, se deriva que sufran algún tipo de discriminación, por eso planteamos esta orientación a los padres de familia”. 

Y es que, en los listados de los registros civiles, destacan los nombres de Gordonia, Caralampio, Indio, Rocky, Terminator, Trapansito, Petrolino y Zoyla, “entre otros, mismos que pueden resultar ofensivos para quienes los llevan y motivo de burla desde sus primeros años de vida”. 

El país mexicano cuenta con una lista de 61 nombres prohibidos, denigrantes o peyorativos, susceptibles de provocar burlas hacia el niño. 

Escroto, Aceituno, Cesárea, Fulanito o aquellos cuya combinación provoque un juego de palabras de doble sentido como Jorge Nitales o Amilcar Cajada, son nombre que están prohibidos en México. 

Esta lista también incluye los nombres asociados con la tecnología com Google o Facebook o nombres de derivados de películas como Harry Potter James Bond, entre otros. 

Añadió que en el caso de México algunos estados han desarrollado campañas en contra de nombres denigrantes o extravagantes que derivan en situaciones donde niñas, niños y adolescentes sufren bullying y demás tipos de maltrato que afectan su autoestima y desarrollo. 

Por: Jorge Barrientos  

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: