Colectivo Nacional Alerta Temprana de Periodistas, detecta 32 Ataques a Comunicadores de julio a septiembre

El Colectivo Nacional Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos condena enérgicamente el acoso, hostigamiento, espionaje; ataques en redes sociales y violencia física en contra de nuestros compañeros comunicadores y periodistas en el estado de Puebla.

El caso más reciente es el del comunicador Manuel Espinoza Sainos quien labora en la radio indígena XECTZ “La Voz de la Sierra Norte “. 

El comunicador ha denunciado en sus redes sociales y en el medio digital  Mundo Nuestro, a autoridades municipales de Ixtepec por los agravios cometidos en contra de los habitantes indígenas, que en medio del Huracán Garce se quedaron sin viviendas; al intentar ingresar al inmueble del ayuntamiento, el alcalde negó el acceso a los afectados, llegando al extremo de sacar a las familias y cerrar las puertas, dejando en la calle a estas personas que solo necesitaban un lugar donde pasar la noche.

El comunicador en las últimas semanas ha  hecho visible las condiciones de pobreza extrema, la falta de ayuda de autoridades estatales y municipales en medio del desastre natural, esto ha originado que sea objeto de una serie de ataques y amenazas en sus redes sociales. 

Hace dos semanas  la hermana del comunicador fue fotografiada por personas extrañas, además del domicilio de comunicador, las fotos han sido utilizadas para agredir a la familia del comunicador mediante bots.

Otro incidente más fue reportado el 14 de septiembre por compañeros periodistas que denunciaron a este colectivo que en el café “Los Portales”, -lugar donde acostumbran reunirse periodistas en Puebla-, se percataron que cinco compañeros reporteros estaban siendo grabados y fotografiados por un sujeto extraño.

Al tiempo que ponía toda su atención en la conversación de los presentes.

Te puede interesar: https://poderdelanoticia.com/postura-del-colectivo-nacional-de-alerta-temprana-de-periodistas/

Uno de los reporteros se acercó al sujeto para preguntar por qué tomaba imágenes, el reportero, al ver el celular del sujeto, confirmó que sí los estaba grabando, pero al ser cuestionado, el hombre se hizo pasar por un supuesto turista.

Externamos nuestra profunda preocupación por otro ataque invasivo a compañeros comunicadores corresponsales de diversos puntos del estado de Puebla que han detectado en sus móviles evidencias de espionaje, sobretodo los que hacen coberturas de alto riesgo.

En el marco de la visita del titular del Mecanismo Federal de Protección a Periodistas,  Enrique Irazoque Palazuelos, el reportero Édgar Calixto, corresponsal en la Sierra Norte de Puebla del periódico “El Monumental“, fue severamente golpeado en el trayecto del transporte público de Huehuetla a Olintla por gente contratada por el presidente electo del municipio de Olintla, Abdí Ramírez Pérez.

Es evidente que el espionaje, el hostigamiento y los ataques a la prensa como a los defensores de derechos humanos en Puebla se ha sistematizado al punto de criminalizar a defensores indígenas, como colocar gente que haga el papel de espía de manera cínica.

Tal es el caso de los operadores de gobernación que se ostentan con credencial de prensa sin ser trabajadores de ningún medio de comunicación; fotografían a los integrantes que forman parte de manifestaciones o movimientos en protestas.

Estos sujetos se han llegado a sentar en las mesas de diálogo en gobernación en Casa Aguayo.

Por último queremos recordar que la madrugada del 15 de septiembre del 2015 fue asesinado el compañero periodista poblano Aurelio Cabrera Campos en el trayecto de Xicotepec a Huauchinango.

Sabemos que la Fiscalía de Atención Cometidos en Contra de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos (FEADLE) remitió la carpeta de investigación desde hace dos años a la Fiscalía de Puebla por considerar que la investigación no es de competencia de la FEADLE.

Hasta el momento, no hay indicios de que el estado esté trabajando en el esclarecimiento del homicidio de nuestro compañero.

Cabe mencionar que en el 2015 fueron acusados como chivos expiatorios los periodistas Pedro Garrido Juárez  hijo y Pedro Garrido padre.

Pedimos se esclarezcan esos atropellos en contra de los derechos humanos de nuestros compañeros periodistas Pedro Garrido hijo y Pedro Garrido padre.

Los ataques a comunicadores y periodistas violentan el derecho a la información de nuestra nación por lo que Exigimos el cese inmediato de agresiones a nuestros compañeros periodistas y defensores de derechos humanos. 

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: