Concluye el 51 Congreso de Investigación y Desarrollo con el compromiso de fortalecer el ecosistema científico nacional

Con un total de 117 expositores, 5 mil 100 participantes y más de 14 horas de streaming llegó a su fin el 51 del Congreso de Investigación y Desarrollo (CID) del Tecnológico de Monterrey.  

 -Este año se inauguró la conferencia “EXATEC en la Ciencia. De las aulas a la empresa: Atrévete a descubrir tu vocación”, la cual servirá de escenario para inspirar a los futuros investigadores e investigadoras del país.  

Durante el último día de actividades se realizó el ‘Doctoral Research Pitch’, espacio en el que las y los estudiantes de las distintas Escuelas del Tecnológico de Monterrey presentaron sus proyectos científicos.

Monterrey, Nuevo León a 1 de marzo de 2021.- Con la participación de 117 expositores5,100 personas, 616 empresas o universidades nacionales y extranjeras; y con transmisiones remotas de 14 horas en total, concluyó con éxito la edición número 51 del Congreso de Investigación y Desarrollo (CID) del Tecnológico de Monterrey, espacio con el que la Institución refrendó su compromiso de impulsar el ecosistema científico y tecnológico como un camino para el desarrollo del país.

En su día de cierre, el Congreso de Investigación y Desarrollo alojó por primera vez la conferencia titulada “EXATEC en la Ciencia. De las aulas a la empresa: Atrévete a descubrir tu vocación”, conversatorio que tiene por objetivo conocer la historia de EXATEC exitosos en el ámbito de las ciencias; y que gracias a sus contribuciones pueden inspirar a nuevas generaciones. 

Esta charla fue liderada por Gabriela Franco (IQS’94), doctora responsable del departamento de Vacunas y Enfermedades Infecciosas de la empresa Johnson and Jonhson. La plática, que fue moderada por Mario Álvarez, profesor investigador de Bioingeniería del Tec de Monterrey, sirvió de escenario para explicar a grandes rasgos el proceso que se lleva a cabo a la hora de desarrollar antígenos.

A lo largo de tres días, la agenda del CID estuvo encabezada por científicos internacionales de la talla de Aaron Ciechanover, Premio Nobel de Química 2004; y Vladimir Bulović, profesor de Tecnologías Emergentes del Massachusetts Institute of Technology (MIT). Además, se llevó a cabo la entrega del Premio a la Investigación e Innovación Rómulo Garza 2020; investigadoras discutieron la importancia de que exista la igualdad de género en profesiones STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics, por sus siglas en inglés); y se inauguraron dos laboratorios, el Laboratorio de Secuenciación Genómica Tec – FEMSA y el Laboratorio de Monitoreo de Aguas Residuales MARTEC.

De acuerdo con David Garza Salazar, rector y presidente ejecutivo del Tec de Monterrey, las y los estudiantes, así como investigadoras e investigadores de la Institución están contribuyendo de manera decisiva al desarrollo de tecnologías que permiten el avance de la humanidad. Prueba de ello fueron los proyectos que se presentaron en esta edición; y que hoy por hoy, progresan de manera exitosa; por ejemplo, el monitoreo de aguas residuales para detectar de manera anticipada posibles brotes de algunas enfermedades, entre ellas, COVID-19.

“En los últimos doce meses, la Institución ha puesto a disposición de la sociedad toda su capacidad académica, científica y de gestión para mitigar los efectos que ha traído la contingencia sanitaria en nuestra cotidianeidad. Por ello, como institución de educación tenemos el compromiso de seguir impulsando este tipo de foros para que todas y todos conozcan la noble labor que realizan nuestras y nuestros científicos. También estoy convencido que estos espacios sirven de inspiración para que más jóvenes se acerquen a este extraordinario mundo de la ciencia”, agregó David Garza Salazar.

Por otra parte, Neil Hernández Gress, vicerrector asociado de investigación del Tec de Monterrey, comentó que el Congreso de Investigación y Desarrollo, que cada año realiza el Tec de Monterrey; y que en esta edición fue totalmente virtual, es un espacio importante porque permite compartir y democratizar con toda la comunidad los resultados de la investigación que se desarrolla en la Institución. Además, permite vincular el conocimiento con otros actores de la sociedad y expandir su impacto en diferentes ámbitos, entre ellos, el social, educativo, económico y sanitario.

“En el Tec creemos que es fundamental fomentar desde nivel preparatoria la pasión por la investigación y seguir impulsando la generación de conocimiento hasta niveles de posgrado. Nuestra comunidad de investigadoras e investigadores tiene el talento científico, y sus contribuciones ya están transformando vidas, con el objetivo de buscar un futuro más humano, innovador y centrado en el bienestar de la comunidad”, puntualizó Neil Hernández.

De igual forma, en este día se realizaron las presentaciones de proyectos de investigación de profesional (Escuela de Ingeniería y Ciencias, y Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud), y de preparatoria: Monografías de Bachillerato Internacional. Además, los estudiantes de la Escuelas de Ciencias Sociales y Gobierno; la Escuela de Humanidades y Educación; la Escuela de Ingeniería y Ciencias; y la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud, participaron en el Doctoral Research Pitch.  

El Tec y su impacto en la ciencia  

El impacto de la investigación científica que se hace en el Tec ha conseguido importantes resultados. La Institución tiene registrados 44 Grupos de Investigación con Enfoque Estratégico (GIIE); hay 1,484 profesoras y profesores investigadores, de los cuales 865 pertenecen a los Grupos de Investigación y 672 están adscritos al Sistema Nacional de Investigadores (SNI); hay 15,375 estudiantes haciendo investigación, de los cuales, 13,915 son de profesional, 508 en doctorado, 524 en maestría científica y 428 en maestría profesionalizante. Al día de hoy existen 370 patentes solicitadas ante el IMPI y se registra un total de 150 patentes otorgadas por este mismo organismo. Además, se cuenta con un total de 6,510 publicaciones científicas indizadas en Scopus, la mayor base de datos bibliográficos científicos en el mundo.  

El Tecnológico de Monterrey cree firmemente que la manera de enfrentar los retos que se viven en la actualidad es a través de la educación y la investigación, y la realización de espacios de alto nivel como el CID es muestra de ello. Además, una de las estrategias de la Institución, en su Plan Estratégico hacia el 2025, es fomentar la investigación como fuente de oportunidades y soluciones innovadoras a los retos que enfrenta el planeta.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: