Critica Arzobispo de Puebla a quienes promueven y aprueban leyes que destruyen la vida

El Arzobispo de Puebla, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, dijo que hay dureza en el corazón por parte de legisladores y gobernantes que no les importa el valor sagrado de la vida,

Promueve y aprueban leyes que destruyen la vida y propician que corra sangre inocente que clama al cielo, llamando interrupción legal. 

Asimismo, pidió reflexionar sobre el matrimonio, la vida y los valores, ya que dijo que la familia es un espacio santuario de la humanidad donde se genera y desarrolla la vida humana. 

Dijo que el valor de fundamental de la familia es el respeto de a la vida y del no nacido, llamó a las y los poblanos a evitar el divorcio,

Rescatar a sus familias, impulsar valores y superar cualquier adversidad que enfrenten en estos momentos las familias en la entidad poblana. 

“Llamando interrupción legal a quitarle la vida a un ser indefenso más aún le llaman conquista y ejercicio de derechos a los signos y síntomas de una sociedad decadente y enferma que propicia la destrucción de los valores más elementales y va generando una cultura de muerte,

Pero también queridos hermanos hay dureza del corazón es mucho de nosotros cristianos católicos,

Que viendo pasivamente el deterioro del tejido social y destrucción de la familia y los hogares”. 

Sánchez Espinoza, reiteró el llamado a preservar la figura del matrimonio e hizo el exhorto a manifestarse en contra de la legalización del aborto,

Por lo que destacó que es fundamental el respeto a la vida ya que, si no hay respeto a la vida, no hay otros valores,

Así como el respeto a la vida de la mujer y de todos los miembros de la familia. 

“Por eso yo decía que, si no respetamos la vida desde su concepción, que no nos extrañen tantos miles y miles de desaparecidos, de homicidios, feminicidios,

En la familia es en donde debemos de crecer en valores, es precisamente la dureza del corazón humano la que genera intereses egoístas y que hoy sigue amenazando y destruyendo el proyecto de Dios”. 

Por: Jorge Barrientos

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: