El Baile de los 41 a la pantalla grande.

El Confesionario

Imagínense ustedes una fiesta travesti en los tiempos del generalisisímo Porfirio Díaz, cuando en pleno bailazo a eso de las 3 de la mañana como dice la canción, un domingo 17 de noviembre de 1901 la policía asalta una reunión de homosexuales algunos de ellos vestidos de mujer  en una casa sobre la calle que hoy se conoce como Ezequiel Montes en la colonia Tabacalera en la Ciudad de México.

– Mi general, agarramos a 42 maricones en una fiesta bailando; la mitad vestidos de hombre y la otra de mujer.

– ¿¡Y para qué me llama?! – replicó Porfirio Díaz – ¡Ya sabe qué hacer con ellos! ¡A prisión!

– Pero es que… uno de ellos es su yerno, Nacho…

Y tras una pausa Díaz ordenó: ¡Pues ya le dije! Meta a los 41 a la cárcel.

– ¡Son 42 mi general!

– 41 comandante… 41.

Ignacio de la Torre y Mier el (Primer Yerno de la Nación) a quien dejaron huir por ser esposo de Amanda Díaz, la hija del entonces presidente de México José de la Cruz Porfirio Díaz Mori.

La prensa en ese tiempo (bueno Tv Notas se queda corto) fue un hitazo “El baile de los 41”salio en el Hijo del Ahuizote, El Popular y un panfleto que publico el artista José Guadalupe Posada con un grabado donde se puede ver raspando el huarache a 41 hombres, esto no era con el objetivo de informar, sino más bien de exhibir este comportamiento el cuál era reprobable para la moral de la sociedad de ese tiempo.

Este suceso marco un precedente en el periodismo ya que fue la primera vez que los medios de comunicación la mayoría impresos, hablaron de la homosexualidad en México y fue noticia de 8 columnas.

De hecho paso a la posteridad por un cartón, caricatura o como gusten llamarle que hizo José Guadalupe Posada en la que se lee en la ilustracion: “Los 41 maricones” que iba acompañado de un corrido que decía: “Aquí están los maricones, muy chulos y coquetones”.

Incluso hubo algunos esfuerzos por acallar el escandalosa noticia como en 1906 cuando se publicó la novela “Los cuarenta y uno” escrita por Eduardo Castrejón donde asegura que el 42 era una mujer que acompañaba a alguien al baile, estos intentos y muchos más le hicieron lo que el viento a Juárez, ya que la noticia corrió como pólvora no solo en los medios de la época, sino de generación en generación.

Esta historia es llevada ahora en pleno 2020 a la pantalla grande en el filme protagonizado por Alfonso Herrera, Emiliano Zurita y Mabel Cadena, que pretende visibilizar la discriminación histórica que ha sufrido la comunidad LGBTQ+ en México.

Dirigida por David Pablos, escrita por Monika Revilla y producida por Pablo Cruz y El Estudio, la cinta recrea la sociedad clandestina de homosexuales que existió y sigue existiendo en nuestros días ¡Sí! Aunque se espanten por ahí las mentes piadosas y lenguas viperinas hay mucha gente metida en el closet colgada con gancho de ropa, que no se animan a salir por miedo a la homofobia, racismo y clasismo que prevalecen en la sociedad, incluso están casados, lomo plateado, barba de guardabosques, voz de espartano, espada de gladiador, furia de titán, que mide dos metros, manos de lija, pecho de peluche, sobaco con zacate, brazos de Hulk, pelos de tuza, hambre de náufrago, sed de vikingo, que tumba a Rambo con su aliento y además con hijos, tienen una vida paralela que solo conocen quienes forman parte de estas sociedades secretas.

Hasta hoy en día “El Baile de los 41” sigue siendo un enigma ya que nunca se determinó si los 41 eran o no homosexuales por el hecho de vestir como mujeres o solo eran travestis.

A 119 años de distancia de la primer redada homófoba del siglo XX en México, La película “El Baile de los 41” llega a las salas de cine este 19 de noviembre, donde cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia ya que devela a la sociedad actual  que no ha cambiado en mucho a la del tiempo de Porfirio Díaz en el tema de la represión de la comunidad LGBTQ+.

¡Escúchenme! de lunes a viernes de 11 a 12 horas en La Farándula con Ray Zubiri en el 96.1 FM | www.rpgradio.mx | y escríbanme  www.rayzubiri.com

Por: Por: Ray Zubiri

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: