El contacto con las flores y plantas, puede ayudar en el estado emocional y psicológico de las personas en este confinamiento

-Los mexicanos tienen un consumo ya tradicional a lo largo del año que se refleja con fechas “pico” en el consumo de flores principalmente, como es el 14 de febrero en el Día del Amor y la Amistad; el 10 de mayo para celebrar a todas las mamás, el día del padre; las celebraciones del Día de Muertos y las festividades de la Virgen de Guadalupe y las mismas fiestas navideñas, entre las principales fechas en donde se registra un alto consumo de flores.

La floricultura también juega un papel importante en el sector productivo del país, principalmente la zona centro de México. Y a tres días de la celebración del 14 de febrero, antes de la pandemia se registraba un gran movimiento por parte de la gente por adquirir flores para regalar y ahora con el uso de la tecnología, lo pueden hacer a través de las redes sociales para no tener que salir a la calle.

México tiene su zona de producción de flores más importante en el centro del país y el Estado de México es el principal productor y Puebla juega un papel importante en este rubro, señaló Edith Salomé Castañeda, catedrática de la Facultad de Ingeniería en Agronomía de la UPAEP.

Asimismo, dijo que en estos momentos de confinamiento provocado por la pandemia del COVID-19 y que está cerca de cumplir un año de que llegó esta enfermedad a nuestro país, es importante que la gente tenga flores y plantas y conviva con ellas para que disfrute de un espacio para desestresarse y bajar un poco la tensión que ha provocado el encierro prolongado.

Agregó que la floricultura abarca tanto la producción de flores de corte como las plantas mismas. Y en estos momentos de la pandemia el tener flores en casa ayuda a las personas en el plano emocional y psicológico, ya que hay estudios que demuestras que las flores producen efectos positivos en las personas al estar en contacto con ellas.

Salomé Castañeda subrayó que es un momento importante para que la gente pueda replantear la calidad de vida que quiere tener, porque hay personas que han pasado mucho tiempo encerradas en su casa y es un momento oportuno para hacer cambios al interior del hogar y podemos comenzar por comprar flores y plantas y colocarlas en diferentes partes de la casa.

Reiteró que los mexicanos tienen un consumo ya tradicional a lo largo del año que se refleja con fechas “pico” de consumo de flores principalmente, como es el 14 de febrero en el Día del Amor y la Amistad; el 10 de mayo para celebrar a todas las mamás, el día del padre; las celebraciones del Día de Muertos y las festividades de la Virgen de Guadalupe y las mismas fiestas navideñas, entre las principales fechas en donde se registra un alto consumo de flores.

Advirtió que la situación de la actual pandemia no sólo está afectando al productor de flores en el ámbito económico, sino también se está afectando a los comerciantes, a los distribuidores, al transportista y al técnico que se encarga del manejo fitosanitario, así como a las industrias de los insumos agrícolas dedicadas a la floricultura, por lo que es importante que la gente no deje de comprar flores y plantas para regalar o tener en casa.

Edith Salomé externó que entre los principales exportadores de flores y relacionados con la floricultura están en primer lugar Holanda, Colombia, Kenia y Ecuador como los países más fuertes a nivel mundial en la producción de flores; y en el caso de México, se ubica en el lugar 31 en este rubro.

Cabe señalar que México por su cultura, por la forma de vida que se lleva, produce básicamente en términos de flor de corte para consumo nacional alrededor del 80%, mientras que el 20% restante lo aprovecha para exportar flores a otros lugares.

Apuntó que a nivel mundial Estados Unidos ocupa el primer lugar en el consumo de flores, lo que abre muchas puertas a México para poder ofrecer sus flores de manera terrestre a diferencia de otras naciones que lo tienen que hacer por avión y en este rubro, nuestro país se encuentra en el lugar 23 como importador, industria representa alrededor de 55 mil millones de dólares, sin olvidar que hay otras naciones europeas que adquieren este tipo de productos naturales.

Salomé Castañeda refirió que en la floricultura mundial hay diferentes especies de flores que se comercializan, como es el caso de la Rosa; Gladiola, en donde Puebla es un productor muy importante de esta flor; Clavel, Crisantemo, Gerbera, Nochebuena y Ave de Paraíso, entre otras.

Dijo que actualmente los productores de flores de corte han tenido usar las redes sociales como Facebook o Instagram para promocionar y vender sus productos y, mantenerse en contacto con las personas, incluso para llevar las flores a los domicilios, evitando que la gente tenga que salir de su hogar.

Por último, invitó a las personas a consumir flores y ayudar a este sector productivo del país que también se ha visto afectado por la pandemia sanitaria y, sobre todo, que la gente tenga la confianza de que no se va a contagiar de COVID-19 por estar cerca de las flores o incluso olerlas, ya que están desinfectadas, o bien, pueden colocarles algún tipo de sanitizante para evitar cualquier contagio.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: