FALLIDA LA POLÍTICA PÚBLICA DE ABORTO EN LA CDMX; SIGUE DEUDA SOCIAL CON LA MUJER EMBARAZADA:

*En un pronunciamiento dirigido al presidente López Obrador, legisladores,
ministros de la SCJN y gobernadores, organizaciones de la sociedad civil de todo el
país afirman que, a 14 años de la reforma en la CDMX, el saldo es mayor
inseguridad y violencia contra la mujer embarazada.

*Se cuenta con evidencia contundente e irrefutable aportada por la ciencia y la
investigación que el aborto seguro no existe, sea legal o ilegal, y que las mujeres
que lo cometen tienen 4 veces más el riesgo de morir que las que dan a luz.

El aborto seguro no existe en ningún país del mundo, sea legal o no,
afirman organizaciones de la sociedad civil de diversas partes del país,
quienes afirman que a catorce años de que en la Ciudad de México se
cambió la legislación en materia de aborto, ésta ha resultado una
política pública fallida, ya que persiste la deuda social con las mujeres
embarazadas y las y los hijos que llevan en su vientre.

En un pronunciamiento público dirigido al presidente de la República,
Andrés Manuel López Obrador, diputados, senadores, ministros de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, gobernadores y a la Jefa de
Gobierno de la CDMX, las organizaciones civiles establecen que el
aborto no reduce la mortalidad materna, por el contrario, éste agudiza
los cuadros de impunidad, maltrato, vejación, abandono y violencia en
contra de la mujer, incluso hasta feminicidio.

En cinco puntos específicos afirman que la reforma abortiva de hace 14
años en la CDMX es ejemplo de un Estado ausente, ya que ofrece a las
mujeres dar muerte a sus hijos en vez de garantizarles políticas públicas
que atiendan sus verdaderas y más sentidas necesidades sociales y
económicas: salud antes, durante y después del parto, educación,
empleo y programas para su desarrollo permanente.

Basados en evidencia científica, estudios e investigaciones validadas
por organizaciones y centros de estudio a nivel internacional, la
sociedad civil destaca que el aborto aumenta cuatro veces el riesgo de
muerte para las mujeres que lo cometen e incrementa de manera
considerable el riesgo de suicidio (https://bit.ly/3tX6VNo).

Por otro lado, con información del Institute Melisa, con sede en Chile,
subrayaron que contrario al aborto, las políticas públicas que realmente
inciden en la reducción de la mortalidad materna, sobre todo en países
en desarrollo, son las siguientes:

El cuidado prenatal, la atención obstétrica de emergencia; la atención
profesional del parto; el cuidado integral a mujeres embarazadas que
padecen desnutrición; la erradicación de la violencia contra la mujer
embarazada y en general; el acceso a servicios de agua potable y
drenaje; así como la garantía a mayores niveles de educación
(www.melisainstitute.org).

El pronunciamiento hecho público destaca:
“El pasado 24 de abril se cumplieron catorce lamentables años de que
se llevó a cabo en la Ciudad de México una reforma con la cual el
término aborto fue manipulado llamándole “interrupción“, engañando
para cometerlo.

El tiempo transcurrido revela que se trata de una legislación fallida y un
fracaso como política pública: la demanda de protección y seguridad
integral para las mujeres embarazadas y de las y los hijos que llevan en
su vientre sigue siendo una deuda social.
El aborto no es ni será nunca la solución, por el contrario, este genocidio
sólo ha generado mayor impunidad, discriminación, abandono, maltrato
y violencia generalizada en contra de las Mujeres”
En cada aborto siempre hay, al menos, una niña o un niño muerto, dicen
las organizaciones, encabezadas, principalmente por Dales Voz, Red
Familia, ConParticipación, Pasos por la Vida, Frente Nacional por la
Familia de México, Alianza Latinoamericana Para La Familia,
Asociación Gilberto, AA De México, 40 Días por la Vida, Fuerza
Querétaro, Verdad y Vida, Vida Fest, CEFIM Cozumel, CEFIM Quintana
Roo, CEFIM Yucatán, Acción con Sentido Común AC.
También, Red Pro-Yucatán, A.C., Género F, A.C., Salvemos una Vida,
A.C., Ayuda a la Mujer Embarazada A.C., Unión Nacional de Padres de
Familia Yucatán, Fortaleciendo Brazos A.C., Fundación Mayling A.C.,
Gladium MX de México, Enlazando Ciudadanía, Querétaro, Centro
Educativo y Comunitario, Fernando Jesús Castro Andrade IAP, Aliento
de vida, Restauración A.C., Provida de por vida y Protegerme desde mi
Concepción, A.C., así como otras cien organizaciones,
aproximadamente.
Con el uso del hashtag #ElabortoLegaloIlegalSiempreesMortal, con
el cual buscan visibilizar la opción de vida para las mujeres
embarazadas, la sociedad civil organizada insistió en que el aborto
seguro no existe, lo cual lamentablemente se ha corroborado en fechas
recientes con la muerte de María del Valle.

Ella era una activista pro aborto de Argentina quien murió el pasado 11
de abril, luego de que fue sometida a una práctica de ese tipo para
acabar con su embarazo a través del uso del químico misoprostol.

Ella y el hijo que llevaba en su vientre murieron a causa del aborto “legal”.
Por cierto, la propia María del Valle llegó a declarar en su país que para ella era un “sueño” el que en su país existiera el aborto legal”. Lamentablemente su sueño terminó con su vida.

MÉXICO ESTÁ MAYORITARIAMENTE A FAVOR DE LA VIDA
Precisaron que los resultados de la más reciente encuesta de la firma
demoscópica Votia, revela que el 80 por ciento de las y los mexicanos
estamos a favor del derecho a la vida desde la concepción y de que la
Constitución General de la República consagre, clara y determinantemente, este derecho universal.

Aplaudimos a todos y cada una y cada uno de los legisladores, así como
a cada estado que, de manera firme, en consonancia con el sentir y el
querer de la mayoría de su población, con el derecho y la justicia, en los
últimos 14 años han reconocido, plasmado y protegido en leyes y
Constituciones éste, el primer derecho, el Derecho a La Vida, señalaron.
Queremos dejar en claro que la defensa del Derecho a la Vida y la
Familia es parte de nuestra idiosincrasia, no así el aborto, no matar a
un inocente que está en el vientre de su madre.

Finalmente, solicitaron a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial
responder a las demandas reales de las mujeres en el país, en especial
las embarazadas, en materia de seguridad, justicia, salud, educación,
honestidad, instituciones sólidas, servicios públicos de calidad, no
políticas ni leyes que promuevan el aborto.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: