La atrofia vaginal por disminución de estrógenos se presenta en todas las mujeres

La atrofia vaginal está asociada a la menopausia por disminución de estrógenos, se presenta comúnmente a partir de los 45 años, se presenta en todas las mujeres, sin embargo, hay otras situaciones en la vida de las mujeres en que los niveles de estrógenos puedan estar bajos, afirmó el Dr. Julio Morfín Martín, gineco obstetra.

La atrofia vaginal se debe a los cambios que se presentan en la pared de la vagina, del tejido vaginal, debido a la disminución de estrógeno por el ovario, y a partir de la menopausia se termina la producción de estrógenos en la vagina,

esto va a ocasionar cambios de la forma de estructura y funcionamiento de la vagina, se puede presentar después del nacimiento de un hijo, también durante la lactancia en mujeres que tienen tratamientos para cáncer uterino y de mama, hay dosis bajas de hormonas y no es suficiente para estimular a la vagina.

LOS SINTOMAS DE LA ATROFIA VAGINAL

Indicó que si no utilizan un tratamiento a partir de la menopausia todas las mujeres van a presentar atrofia vaginal, van a manifestar síntomas como sequedad vaginal hasta en el 70 por ciento de las mujeres.

La diferencia, dijo, es que se puede prevenir, mediante un tratamiento para evitar que se desarrolle, es un proceso evolutivo natural.

Explicó qe los síntomas de la atrofia vaginal es la sensación de sequedad en la vagina, hasta el 80 por ciento de las mujeres la pueden presentar, comezón ardor, sensación de irritación o de cuerpo extraño, las mujeres sienten que algo está saliendo por la vagina la que tiene cambios en su composición, hay cambios en el PH, son más frecuentes en infecciones vaginales, en aquellas mujeres que tienen vida sexual, es común que presenten dolor en las relaciones sexuales, lo que provoca una disminución del deseo, de exitación, disminución en la frecuencia de orgasmos, lo que afecta la vida de pareja.

SE AFECTA LA RELACIÓN DE LA PAREJA

Indicó que menos del treinta por ciento de las mujeres acuden con el especialista, piensan que es parte de un proceso normal, dan por hecho que habrá sequedad y no hacen nada por evitarlo.

El especialista ve si hay cambio vaginal por la atrofia por la sintomatología da el tratamiento correspondiente.

Explicó que hay dos opciones de tratamiento, la terapia hormonal, revierte y corrige los cambios por la atrofia, muchas mujeres no quieren usar terapia hormonal, también hay médicos que no se sienten cómodos y aplican tratamientos no hormonales como hidratantes y humectantes vaginales, los que alivian los síntomas, revierten y corrigen los cambios en la atrofia.

HAY SOLUCIÓN AL PROBLEMA

Hay prevención y solución, indicó, entre más pronto se trate más fácil será la corrección, el tratamiento es de largo plazo porque el ovario ya no va a

producir hormonas, es un tratamiento de por vida.

Explicó que no hay relación entre esterilidad y atrofia después de la menopausia cuando ya no hay embarazo.

Lo ideal, dijo, es que las mujeres con atrofia acudan con un ginecólogo que conozcan de problemas en la menopausia y postmenopausia, los hay en las instituciones públicas como el IMSS, ISSSTE, y en el sector privado.

Es importante reconocer la atrofia vaginal que la mujer platique con el médico si tiene síntomas y que se dé el tratamiento con humectantes e hidratantes vaginales o terapias hormonales.

Advirtió que si las mujeres con atrofia no se atienden no sólo se afecta la actividad sexual, puede afectar la calidad de vida de la mujer, por ejemplo no pueden

hacer ejercicio, aumenta la frecuencia urinaria, los síntomas se harán más intensos y frecuentes

La atrofia vaginal se presenta principalmente por la disminución de estrógenos y con ello la baja en la humedad vaginal, en la producción de colágeno y fibroblastos que proporcionan la tensión que la vagina necesita.

Los síntomas más comunes que llegan a presentar son sensación de sequedad, ardor y comezón en el área vulvar y la vagina, aumento de la frecuencia urinaria, en ocasiones con ardor al orinar y sensación de que la vejiga no se vacía completamente, molestia en las relaciones sexuales que puede ser dolor en la penetración o dolor profundo durante el coito.

“Es importante señalar que estás molestias se presentan en mujeres con y sin relaciones sexuales e interfieren en varias situaciones de su vida cotidiana, como al estar sentadas mucho tiempo, hacer ejercicio, etcétera, o por aumento de la frecuencia urinaria, incluso en las noches”, expresó.

“A partir de los 40 años es aconsejable hidratarnos la vagina para que haya humedad constante, al menos dos veces a la semana en días salteados, como parte de la prevención, afirmó.

La atrofia vaginal puede llegar a producir dolor y sangrado en la relación sexual, por lo que es necesaria la hidratación regular que mantenga la humedad y regenere la pared vaginal, evitando fricción y molestia durante el coito, así como la necesidad de utilizar lubricantes que por su composición pueden causar aún más molestias, subrayó.

Las mujeres no deben ocultar los síntomas de sequedad por pena o vergüenza, recomienda platiquen con el médico para que se diagnostique y se trate de forma adecuada.

Por: Hipólito Contreras

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: