La reactivación económica de Puebla, dependerá de la responsabilidad de sus ciudadanos

Los poblanos deben seguir con los protocolos de seguridad sanitaria que están recomendando las autoridades, aun cuando la población está siendo vacunada. Un relajamiento de estos protocolos, puede provocar un nuevo confinamiento social.

Para dar paso a una reactivación económica franca en Puebla y en el resto del país, es necesario que la ciudadanía continúe con los protocolos de seguridad sanitaria, porque aun cuando se está procediendo con la vacunación de la población, no se pueden relajar las medidas, porque en caso contrario, continuarán los contagios de Covid-19 y estarían obligando a un nuevo confinamiento social.

El 55% del producto interno bruto de Puebla está relacionado de manera directa con el sector de servicios y la activación económica que se está generando en estos momentos aun cuando se habla que va en un 40 o 50%, según las características de los negocios, tendrá que ir avanzando más, señaló Anselmo Chávez Capó, catedrático de la Licenciatura en Administración Financiera y Bursátil de la UPAEP.

Y para ello, dijo que un factor importante será la responsabilidad de los ciudadanos en seguir con las medidas sanitarias que siguen vigentes hasta el momento, aun cuando está en marcha la campaña de vacunación, porque de lo contrario, de no seguir con estas recomendaciones, del uso de cubrebocas y el distanciamiento social, principalmente, estaremos dando paso a otra ola de contagios como está sucediendo en otros países.

De acuerdo a datos del INEGI, se dio a conocer que para la primera quincena del 2021, el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró una inflación del 0.06% con respecto a la quincena anterior y a la vez, la inflación anual se ubicó en un 6.05% con relación al mismo periodo, pero del año anterior, las variaciones fueron de -0.72, recordando que se estaba entrando de manera directa al aislamiento social y la inflación era del 2.08% anual, refirió el académico.

Puebla se encuentra en primer lugar entre los estados que mayor incremento tuvieron y que fue de aproximadamente 0.55%, y esto está relacionado de manera directa con dos lugares en donde se mide la inflación en el estado, en Puebla capital e Izúcar de Matamoros, con un incremento del 0.55 y 0.57% respectivamente y Puebla ciudad, se quedó entre las 10 principales ciudades con mayor crecimiento en el nivel de precios, refirió Chávez Capó.

Dijo que el hecho de que se esté registrando una inflación del 6% anual, no representa que la inflación esté fuera de control, agregó que se puede considerar que el efecto acumulativo de la inflación está relacionado con el manejo estadístico de los datos, es decir, con la acumulación estadística de la información, además de considerar que este acarreo estadístico nos puede explicar ese movimiento hacia arriba que ha tenido la inflación hasta el momento.

Recordó que la inflación actual aporta cerca de 300 puntos base a la inflación anual en el segundo trimestre del 2021, el efecto que estamos viviendo es consecuencia también de un reinicio en la apertura de la actividad económica del estado y del resto del país.

Asimismo, comentó que el incremento en los precios que se han observado actualmente, no son efecto del manejo de los datos anteriormente señalados con respecto a la inflación que se está registrando. Agregó que se pueden encontrar productos que se han visto afectados como son el precio de la energía y de un nuevo “choque que se está dando en los precios de los productos agropecuarios, con lo que se puede explicar el tema de la inflación que se está presentando en estos primeros meses del 2021, y que está 200 puntos base arriba de lo que se habría pronosticado como información del Banco de México”.

Subrayó que el incremento a los salarios, mínimo y profesional, puede ayudar a mejorar el poder adquisitivo de las personas y eventualmente contribuiría a reactivar el mercado interno, porque no debemos olvidar que en la economía mexicana el mercado interno se encuentra en estos momentos debilitado por el año que llevamos de pandemia sanitaria.

Recordó que el salario mínimo aumentó un 8.4% anual en términos reales, es decir, está por arriba de la inflación, lo que también puede ser un efecto de la actual situación que se está experimentando en el mercado mexicano con respecto al fenómeno de la inflación.

Chávez Capó señaló que el control de la inflación es importante a nivel de política monetaria y de política económica y sobre todo, en dar certeza a toda la población mexicana, porque se ha hablado de que “la inflación es uno de los impuestos más caros que las personas pueden pagar. Al señalar que al tener la misma cantidad de dinero a nivel nominal, esto es, tener un dinero con una determinada denominación, no garantiza la adquisición de los bienes y si el valor real se mueve, el dinero que tienen las personas, que sólo nos permite tener un poder adquisitivo del denominado en la moneda, eventualmente no nos alcanzaría ante el eventual incremento de los precios de los productos”.

Por lo tanto, indicó que es importante tener controlada la inflación, porque ésta no sólo se puede convertir en un problema económico, sino también en un problema social que va a afectar a una gran cantidad de gente. “La inflación no reconoce estatus social, ni reconoce capacidad de ingreso y por ello, es la principal variable económica en que se debe tener un mayor control para contribuir al cuidado de la economía de las personas”, concluyó el académico.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: