La transparencia y acceso a la información a través de una plataforma amigable

En la actualidad, la Transparencia le permite a la ciudadanía, de primera instancia, conocer información que generan los sujetos obligados; además, le abre la oportunidad de cuestionar y, en su caso, poder inconformarse a través de los mecanismos establecidos al no recibir los datos solicitados o no existir claridad en lo que se publica en las páginas institucionales o lo que comparten en el Portal Nacional de Transparencia.

Lo anterior ha marcado un gran avance, porque por un lado se cuentan con herramientas fundamentales para el acceso a la información, y por otro lado, los sujetos obligados están obligados a responder esta exigencia de contar con datos actualizados y verificables.

Estos sujetos obligados son todas las instituciones de gobierno, organismos autónomos e instituciones públicas que tienen la obligación de brindar a la ciudadanía información sobre trámites, servicios, programas, gastos, estructura, responsabilidades, entre otros datos, que nos son importantes para tener claridad de toda acción de gobierno.

La Transparencia y Acceso a la Información son elementos que son jóvenes en nuestra legislación, empezando a fortalecerse a casi dos décadas. Fue hasta 2002 cuando fue aprobada la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, dando origen a la creación de instituciones a nivel federal y estatal que permiten vigilar el cumplimiento de la norma en materia de transparencia y acceso a la información. Esto hoy nos permite sumar un punto más en estar y vivir en una democracia sustantiva.

Para eficientar aún más el acceso a la Transparencia y Acceso a la Información es de suma importancia fomentar la participación de la ciudadanía; tienen los elementos necesarios para contar en cualquier momento y a cualquier hora de los datos requeridos, a través de diversos medios.  Revisar, preguntar e inconformarse de lo publicado por “…cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos y fondos públicos, así como de cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos o realice actos de autoridad de la Federación, las Entidades Federativas y los municipios” (art. 1 LGTAIP).

En este contexto, podemos referir que las y los ciudadanos han consultado en mayor porcentaje temas como: organización y actividades de las instituciones de gobierno; información sobre servidores públicos; programas de participación ciudadana; uso de recursos públicos; contratos de obras públicas o servicios; estados financieros y deudas del gobierno, entre otros, según se desprende de datos del INEGI a través de su Encuesta Nacional de Acceso a la Información Pública y Datos Personales 2016.

Por: Dulce Ariadna Martínez Ortiz. Titular de la Unidad de Transparencia del Tribunal Electoral del Estado de Puebla

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: