La UPAEP se solidariza con los docentes de los diferentes niveles educativos

-Ofrecerá el diplomado en Gestión de procesos educativos a distancia en tiempos de crisis.

La UPAEP desde sus orígenes ha visto la educación como un reto y desde hace 11 años desde el área de posgrados se dio a la tarea de diseñar 8 programas académicos de profesionalización docente y un doctorado en educación que cuenta con el aval del CONACYT como programa de calidad.

Además de que la UPAEP es la universidad privada con más programas avalados por CONCACYT y con más estudiantes de maestría, doctorado y en especialidad en el país, externó Eva María Pérez Castrejón, Directora de Promoción de Posgrados de la institución.

Asimismo dijo que la universidad ha estado de manera solidaria con el gremio de docentes de primarias, secundarias, preparatorias e instituciones públicas y privadas, ofreciéndoles un beneficio del 71% de beca para que continúen con sus estudios de actualización docente, además de que el doctorado en educación cuenta con un beneficio del 30 por ciento en su inscripción y del 50% de apoyo en sus mensualidades.

Pérez Castrejón refirió que de las maestrías que pertenecen al programa de profesionalización docente, han egresado más de 5 mil docentes de los diferentes niveles educativos.

Y ahora, la UPAEP ante la coyuntura social que se está viviendo por la pandemia del coronavirus, se ha dado a la tarea de diseñar un diplomado y ponerlo al servicio de los docentes en “Gestión de procesos educativos a distancia en tiempos de crisis”, que tiene por objetivo el ir acompañando a nuestros futuros estudiantes que se incorporen a  alguna de las maestrías que forman parte del programa de profesionalización docente.

Además de que el diplomado está diseñado para que los docentes puedan desarrollar más habilidades y competencias que les permitan enfrentar la crisis educativa de mejor manera para que el proceso de enseñanza aprendizaje sea mucho más efectivo, al momento de impartir una cátedra y con respecto al uso de la tecnología y que los profesores se sientan mejor acompañados cuando estén trabajando con los niños y jóvenes en la distancia.

En su intervención, Rodolfo Cruz Vadillo, catedrático de la Facultad de Educación de la UPAEP, señaló que de acuerdo a datos del Banco Mundial hasta el 30 de marzo cerca de 1.6 millones de estudiantes ya había abandonado el sistema educativo, por la presencia del COVID-19; y se puede hablar de un número de afectados hasta el 13 de mayo de 1215 millones de estudiantes en 161 países de acuerdo a datos de la UNESCO.

Cruz Vadillo dijo que el primer gran reto para México y su sociedad en el campo educativo es cómo lograr que los estudiantes no abandonen la escuela; que los estudiantes recuperen aquellos elementos que posiblemente a partir de las estrategias implementadas y que por la contingencia sanitaria, se han perdido.

Dijo que el gobierno tiene el reto de implementar una serie de programas que permitan en un primer momento, recuperar aquellos elementos que se pueden suponer perdidos durante el semestre anterior; porque hasta el momento, “no sabemos qué pasó con el primer aprende en casa, cuál fue el impacto, quiénes fueron los estudiantes que pudieron obtener algún aprendizaje, quiénes abandonaron la escuela, quiénes tuvieron problemas de conectividad, es decir, toda esa información, la desconocemos” hasta el momento.

Expresó que el gobierno está planteando un nuevo proyecto educativo que anunció en días pasados y que está centrado en el uso de algunas tecnologías, la primera, en el uso de internet que aun cuando tiene muchas bondades, para seguir con la interacción con las personas y dar algún acompañamiento, hay que recordar que la educación no sólo es que el estudiante tenga una serie de contenidos, sino que tiene que ver con las relaciones, interacciones, espacios de diálogo, con la generación de andamios que permitan a los alumnos estar aprendiendo pero a la vez, sentirse acompañados.

Señaló que en México hay un problema  serio de conectividad, de acuerdo con datos del INEGI hasta el 2019, sólo el 56.4% de los hogares en el país tienen internet a través de conexión fija o móvil. Sin embargo el 70.1% de la población de 6 años o más, utilizaba el internet. Además de que el 76.6% de los usuarios de internet se encuentran en las zonas urbanas; y en las zonas rurales sólo el 47.7% de las personas tienen acceso al internet, situación que nos indica que la estrategia educativa por este medio es limitada y se piensa que sería la que más podría apoyar en los procesos de aprendizaje de los estudiantes en estos momentos de pandemia.

Rodolfo Cruz, refirió que en lo referente al uso de la televisión para educarse, no es nueva ya que ésta se registró en los años 60’s o 70’s; como fue la telesecundaria o telebachillerato que se fueron abandonando con el tiempo.

Subrayó que el acto educativo implica más que sólo poner una serie de contenidos para que el estudiante los siga; en estos momentos implica que la responsabilidad recaiga en los alumnos, en las familias que si bien tienen el acceso a los contenidos, tendrán que autorregularse y ponerse de acuerdo y ver cómo le van a hacer para que los estudiantes continúen en el sistema. Y debemos tener presente, cuál es la situación de cada familia y de cómo están sorteando esta pandemia sanitaria en lo económico, emocional y social.

Por su parte, Mónica Monroy Kuhn, directora Académica de la Maestría en Educación Matemática, dijo que la UPAEP ha buscado incidir en la transformación de la sociedad apostando por una mejor educación y esto lo ha concretado a través de sus programas de profesionalización docente, en donde se han formado a más de 5 mil docentes de la región, como son los estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Guerrero y Puebla, entre otros.

Enfatizó que desde los programas de profesionalización docente, se han realizado algunos ajustes para responder a los retos que está presentando esta contingencia sanitaria, y buscar la manera para apoyar a los docentes que forman parte de alguna de las maestrías para acompañarlos en este camino.

Mónica Monroy destacó que a través del diplomado de Gestión de procesos educativos a distancia en tiempos de crisis, se busca apoyar a los profesores para que puedan desarrollar habilidades, herramientas y recursos para conducir los procesos de enseñanza aprendizaje y evaluación a distancia de una mejor manera durante la pandemia.

Abundó que el diplomado arranca el 7 de septiembre y concluye el 30 de noviembre de este año, y se compone de 5 módulos que buscan atender de manera muy puntual los retos que se están presentando en este confinamiento.

Dijo que en el primer módulo se busca que el docente comprenda la importancia del desarrollo de las competencias socioemocionales en los procesos educativos y las diferentes situaciones que están viviendo las personas y niños en casa. El segundo módulo tiene que ver con que los profesores puedan desarrollar habilidades de planeación y diseños instruccionales para el fomento de la educación a distancia.

Monroy Kuhn, manifestó que el tercer módulo se abordará el tema del desarrollo de competencias y habilidades en el profesor en el campo de la evaluación de él y para el aprendizaje. En un cuarto módulo, se tratará el tema del acompañamiento del docente y de las familias en tiempos de crisis, porque es importante que el docente haga equipo con los padres de familia para contribuir al proceso educativo de los niños.

Por último, en el quinto módulo se busca que los docentes exploren herramientas interactivas para el trabajo de la educación en línea, para que haya un mejor diálogo e interacción con los alumnos y se enriquezca el proceso de enseñanza aprendizaje y evaluación.

Para mayor información, las personas pueden consultar la página de UPAEP, www.upaep.mx

  

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: