“Ni me gusta el fútbol”:Ganador del palco en el estadio Azteca

-Lo que quiere realizar con el palco sorprenderá a todos-.

-El valor del palco está valuado en 20 millones de pesos-.

Esta es la peculiar historia de Luis Antonio Beltrán Leyva, quien fue uno de los 22 ganadores del Gran Sorteo Especial de la Lotería Nacional.

El detalle, es que a Luis Antonio, no le gusta el fútbol, ni le va al América y vive en el municipio de García, Nuevo León, pero ya cuenta con un palco de 20 millones de pesos.

Menciona que fue casualidad haber ganado el premio, ya que en un viaje por carretera, su esposa decidió hacer un alaciado.

Al ser entrevistado por los medios locales, dijo que no es un comprador de billetes de lotería y se vio obligado a adquirirlo.

“Fui a la Carretera Nacional a mediados de agosto”, narró.
“Íbamos a una fiesta (y) fuimos a un lugar de alaciado de pelo, la muchacha dijo: son 650 pesos y, pues, yo no tenía feria (cambio). Entonces, fui al sorteo, donde venden los billetes y me dicen ‘no te puedo feriar’ y le digo ‘pues véndeme un boleto’. Fueron 250 pesos”.

Luis Antonio Beltrán, quien trabaja como albañil, dijo que no se ha podido comunicar con la Lotería Nacional, ya que su deseo es donar el palco a alguna organización benéfica para niños con capacidades diferentes, ya que, la pasión por el fútbol no es lo suyo.

“Ni me gusta el fútbol”:Ganador del palco en el estadio Azteca

-Lo que quiere realizar con el palco sorprenderá a todos-.

-El valor del palco está valuado en 20 millones de pesos-.

Esta es la peculiar historia de Luis Antonio Beltrán Leyva, quien fue uno de los 22 ganadores del Gran Sorteo Especial de la Lotería Nacional.

El detalle, es que a Luis Antonio, no le gusta el fútbol, ni le va al América y vive en el municipio de García, Nuevo León, pero ya cuenta con un palco de 20 millones de pesos.

Menciona que fue casualidad haber ganado el premio, ya que en un viaje por carretera, su esposa decidió hacer un alaciado.

Al ser entrevistado por los medios locales, dijo que no es un comprador de billetes de lotería y se vio obligado a adquirirlo.

“Fui a la Carretera Nacional a mediados de agosto”, narró.
“Íbamos a una fiesta (y) fuimos a un lugar de alaciado de pelo, la muchacha dijo: son 650 pesos y, pues, yo no tenía feria (cambio). Entonces, fui al sorteo, donde venden los billetes y me dicen ‘no te puedo feriar’ y le digo ‘pues véndeme un boleto’. Fueron 250 pesos”.

Luis Antonio Beltrán, quien trabaja como albañil, dijo que no se ha podido comunicar con la Lotería Nacional, ya que su deseo es donar el palco a alguna organización benéfica para niños con capacidades diferentes, ya que, la pasión por el fútbol no es lo suyo.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: