Panteón Municipal de Teziutlán sólo tiene 7 cadáveres en fosa común de 2018 al día de hoy

INEGI emitió información errónea sobre la situación de la fosa común en Teziutlán

Teziutlán, Puebla. – La información emitida por el INEGI es totalmente errónea, la difundió sin tener sustento alguno, por ello es importante dejar en claroque sí, desde 1999 a la fecha existen 311 personas sin reconocer, pero recordemos además que en ese año sucedió la tragedia del barrio de la Aurora, en la que muchas personas no pudieron ser identificadas debido al estado en el que quedaron los cuerpos después del derrumbe de una zona donde habitaban cerca de mil personas.

Así lo señalaron Caridad Hernández Gallegos y Jesús Ochoa Virues, secretaria y director del Panteón Municipal respectivamente, quienes subrayaron que sería imposible que durante 2020 se hubieran sepultado 311 cadáveres desaparecidos o sin reconocer en la fosa común, no tenemos tanta capacidad en dicho espacio, además de que la cifra de los más de 300 cadáveres contempla desde 1999, en donde se presentó una tragedia que marcó a Teziutlán y toda esta zona debido a las intensas lluvias provocadas por las depresiones tropicales 4 y 5 de aquel año”.

De 2018 a la fecha sólo existen 7 personas que han sido sepultadas en la fosa común

“La realidad es que de 2018 a la fecha, sólo tenemos un total de 7 personas que fueron sepultadas en la fosa común en calidad de desconocidas, una en 2018, 6 durante 2019, aunque no todas están en calidad de desconocidas, pues muchas están en proceso de pago por falta de recursos de sus familias para adquirir una tumba a perpetuidad,  y tenemos cero casos en 2020 y lo que ha transcurrido de 2021, de tal modo que es irresponsable que el INEGI afirme que durante 2020 sepultamos a 311 personas en la fosa común, cómo podría ser esto si la fosa tiene una longitud de 20 metros de ancho por 70 de largo”.

Al concluir se dijo que cuando una persona no es reclamada por algún familiar en las 72 horas posteriores a su muerte, luego de llegar al anfiteatro y aplicársele la autopsia de ley, se procede a notificar al Ministerio Público, quien da el aval para que se sepulte en la fosa común, para lo cual se otorga un féretro sencillo y se le asigna un espacio de 2 metros cuadrados y se le coloca una cruz con un número, precisamente para tener un registro exacto de este tipo de inhumaciones.

Por último, cabe hacer mención que Es la Fiscalía del estado a quien corresponde investigar las causas del fallecimiento y abrir la carpeta de investigación correspondiente.    

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: