PARA LA OPOSICIÓN… LA VACUNA ANTIRRÁBICA

👉 Nadie ha intentado sacar más raja política de la pandemia en México que la llamada “oposición moralmente derrotada”.


Desde el anuncio del primer contagio en nuestro país, la mayoría de los actores político de la oposición dieron por hecho que la enfermedad era esa oportunidad única que estaban esperando para atacar al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde entoces, a un año ya de iniciada la contingencia sanitaria, el golpeteo ha sido incesante, despiadado y, sobre todo, tramposo y ruin.

Ruin e hipócrita también resultó la reacción de algunos de esos actores políticos cuando el propio López Obrador anunció que había dado positivo a la prueba de Covid; desde el tuit publicado por Felipe Calderón, nombre de negra memoria para la historia reciente del país, hasta otros mensajes de opositores de mediana o menor talla.

Ahora, ante el embate también incesante de la pandemia en México, esa misma oposición ha puesto ” el grito en el cielo” por la falta de vacunas, su “mala” distribución y la forma en cómo las autoridades sanitarias del gobierno de la 4T han decidido aplicarlas. Con nada están de acuerdo, nada les parece.

¡El colmo!… varios de esos opositores, vestidos de etiqueta o con sotana, han cuestionado el hecho de que hayan sido los ancianos y los grupos de personas asentados en las comunidades más apartadas del país los que sigan en la lista para que les esté siendo aplicada la vacuna anti-covid, después del personal médico instalado en la primera línea de batalla. Éstos, los opositores, junto con algunos legisladores de Morena, sostienen que debieron haber sido ellos los primeros en ser vacunados por ser esenciales para la nación. ¡Válgame Dios!

Verdaderamente, se necesita no tener tantita… memoria para no recordar que fueron ellos, la oposición, quienes gobernaron al país por casi cien años sin que hayan hecho mayor cosa por inyectar recursos suficientes al campo de la investigación, justo cuando el precio del barril de petroleo alcanzaba su mayor valor en el mercado internacional lo que, sin duda, hubiera dado como resultado la casi total independencia de México respecto a otros países en cuanto a ciencia y tecnología. Con excepción del gobierno del Gral.

Lázaro Cárdenas y, en menor medida, el de Adolfo López Mateos, los demás gobiernos -prianistas sobre todo-, se dedicaron a saquear brutalmente las arcas nacionales y a subastar los recursos naturales al mejor postor extranjero.


Hoy, valiéndose del alto número de muertes ocasionadas por el coronavirus, tal cual parvada de aves de rapiña, “se rasgan las vestiduras” argumentando la falta de pruebas, camas hospitalarias, respiradores, oxígeno y vacunas anti-covid. En su delirio y desesperación, también han clamado por un estado de excepción, traducido en toque de queda, para contener las alarmantes cifras de contagios por la pandemia.

No toman en cuenta que, en otras naciones, incluso del llamado primer mundo, este tipo de medidas, además de no funcionar, lo único que han conseguido es exacerbar más los sentidos de la gente por el encierro insoportable.

Pero no, lo único que les interesa es golpear al gobierno, particularmente al presidente que, aun con sus errores, ha dado muestras contundentes de ser uno de los mandatarios más humanistas de los últimos tiempos. Y todo por cuestiones electorales. Sentido común, ¿no creen ustedes?

SENTIDO COMÚN, columna política * En FACEBOOK, TWITTER y TELEGRAM. MVS NOTICIAS PUEBLA, a través del 101.9 FM y en el portal digital www.poderdelanoticia.com

Por Primitivo Montes Aldave

A %d blogueros les gusta esto: