Producir electricidad a partir de la basura, un proyecto olvidado en Puebla

hipolito

Reciclar para generar más y mejores condiciones de vida

A pesar de que fue en la Ciudad de Puebla donde hace 25 años se establecieron las bases, se hicieron los estudios técnicos, para poner en marcha el proyecto de generar electricidad a partir de la basura, por falta de interés gubernamental no se ha logrado, la única ciudad en el país que lo ha logrado es Monterrey, Nuevo León, donde una parte importante de la ciudad recibe electricidad que se produce en el relleno sanitario.

El Ing. Blas Villegas Lara, quien fue director del Organismo Operador de Limpia del Ayuntamiento de Puebla, explica los avances que se lograron en este proyecto hace 22 años pero que por falta de recursos no se concretó.

El proyecto se llevó a Monterrey

Recordó que en ese tiempo con la participación de la UPAEP y el Instituto de Investigaciones Eléctricas, realizaron estudios que tuvieron por objetivo saber si el relleno sanitario se podía aprovechar el gas metano para generar energía eléctrica.

En 1999 y el 2000 siguió el estudio, se obtuvo un resultado positivo, se determinó que era viable el proyector por la cantidad de toneladas depositadas, ya se podía aprovechara el gas que despide la basura orgánica para convertirle en energía eléctrica, los dos millones de toneladas depositadas eran suficientes, se buscaron bonos de carbono para completar el proyecto.

Llegó gente de la Secretaría del Medio Ambiente para seguir adelante con el proyecto, sin embargo, se aprovecharon del estudio que se había hecho para llevar el proyecto a Monterrey que se convirtió en la primera ciudad del país que produce energía eléctrica de los desechos orgánicos, pero el estudio técnico se hizo en Puebla, el evento donde se habló de los recursos que se necesitaban también se hizo aquí.

Ahí se determino que la Secretaría del Medio Ambiente otorgaría los recursos pero para Monterrey,  el argumento fue que esa ciudad del norte contaba con un organismo operador descentralizado estatal, que el de Puebla era  municipal y cada tres años cambiaba de dirección, “los que pasó es que no se dio continuidad a este proyecto, hay infraestructura pero no se aprovecha ese gas para convertirlo en energía eléctrica”.

En Monterrey el proyecto genera uno 5 megawatts de energía, lo mismo se podría hacer en Puebla, lo que permitiría abastecer a colonias cercanas al relleno sanitario como el mismo Santo Tomás Chautla, con la tecnología actual pueden ser más los beneficiados, la cuarta parte de la ciudad se beneficiaría con energía eléctrica generada en el relleno.

En el 2006-2007 S se crean en Puebla los primeros rellenos intermunicipales del país, fueron los de Huejotzingo, Tepeaca, la idea era producir energía eléctrica.

La Secretaría del Medio Ambiente dijo que para llevar adelante el proyecto se necesitaba un organismo que le diera continuidad, el único que cumplía ese requisito era Monterrey donde además los municipios están mas cercanos y con un director del organismo con más tiempo en el cargo.

En Puebla no se le da continuidad a los proyectos exitosos

En Puebla, destacó, un problema es la falta de continuidad de los proyectos exitosos, el del relleno es uno de ellos, ejemplo a nivel nacional.

En Puebla, agregó, tememos proyectos exitosos al que no se le ha dado continuidad, por ejemplo, la energía solar en el parque ecológico de Chapulco, se demostró que era factible, el mismo se aplicó en el Parque Juárez, el proyecto ya no se replicó por los intereses políticos.

Opinó que los recursos para poner en marcha este proyecto pueden ser públicos o privados, si el ayuntamiento no tiene los recursos puede dar paso a la inversión privada.

Explicó que al generarse energía eléctrica con los residuos orgánicos se aprovecha el gas metano que al aire libre daña el medio ambiente, contribuye muchos al efecto invernadero, hoy se quema y se desaprovecha, por eso la idea es convertirlo en energía eléctrica.

Hay suficiente basura para producir energía a partir del gas metano

Explicó que en el relleno sanitario hay depositadas unos 7 millones de toneladas de basura, las que deberían ser aprovechadas para generar energía eléctrica.

Este, comentó, es un proyecto que tiene muchos avances, sólo se necesita concretarlo, actualizar la infraestructura, hoy se quema el gas metano para cumplir con la norma oficial, pero al mismo tiempo se desaprovecha.

Yo, expuso, estuve en la construcción del relleno en la época da Manuel Bartlett, iniciamos los estudios para producir energía eléctrica, conozco todo el proceso.

Se crea el relleno sanitario de Chiltepeque en 1995

Por 1993-94 la ciudad de Puebla ya no tenía dónde depositar sus desechos, los camiones recolectores llevaban la basura a diferentes lugares lo que creaba focos de infección, las autoridades municipales buscaban un lugar adecuado, fue en la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla donde lo encontraron, la zona de Chiltepeque cumplía los requisitos para establecer un relleno sanitario que cumpliera las normas federales.

El relleno sanitario cumple con las normas internacionales

El relleno sanitario cuando entró en operación en 1995 cumplió con las normas internacionales 083 y 084, la norma exigía que no estuviera cerca de zonas urbanas, no existan en el subsuelo mantos acuíferos muy cercanos, debe colocarse una cubierta impermeable con geomembrana y materiales arcillosos, no debe haber cerca un aeropuerto porque un relleno atrae las aves.

El relleno de Puebla, afirma Blas Villegas, cumple por mucho las normas oficiales vigentes las que son menos rigurosos que las normas internacionales de 1995.

El relleno tiene materiales sintéticos, además de los naturales como el tepetate, se le agrego la geomembrana, un polietileno de alta densidad que auxilia la impermeabilización, lo que evita escurrimientos de lexiviados, un mal manejo puede provocar derrame por lo que la cubierta debe ser limpiada diariaamente para mitigar olores.

Destacó que el Ayuntamiento a través del organismo operador del servicio de limpia debe tener personal preparado en el manejo de rellenos sanitarios, un relleno sanitario es una obra de ingeniería civil, el personal debe conocer normas internacionales y nacionales, debe existir la asesoría de ingenieros ambientales.

El relleno, indicó, cumplió con mucho las normas cuando se construyó, hoy las autoridades han concedido permisos de construcción cerca del relleno, lo que viola la norma porque pone en riesgo la salud de la población, cuando debe ser declarado un área natural de reserva.

El relleno fue considerado el mejor del país porque cumplía con normas internacionales, hoy ha habido quejas por descuidos lo que ha ocasionado escurrimientos de lexiviados por falta de cubierta, lo que genera que los olores lleguen a las casas, el ayuntamiento debe exigir al concesionario el cumplimiento de normas.

Destacó que el relleno sanitario estaba programado para que durara 10 años, después gracias a la compactación de los residuos se logro la ampliación de cinco años más, después se hizo una serie de trabajo para ampliar la vida útil del relleno, se espera que su vida útil llegue al 2030 siempre y cuando se sigan cumpliendo las normas oficiales mexicanas y todo lo que tenga que ver con el cuidado del medio ambiente.

Comentó que cuando se llegue al 2030 probablemente existan ya otras tecnologías viables las que ya hay como experimentos piloto pero que ahora no son viables por su alto costo tomando en cuenta que en la ciudad de Puebla se generan mil 700 toneladas diarias.

Si hubiera mejores alternativas, expuso, el gobierno de la Ciudad de México ya la habría aplicado tomando en cuenta que en la capital del país se generan de 17 mil a 20 mil toneladas diarias de basura

Recordó que cuando fue director del organismo operador de limpia en el relleno sanitario se construyó una planta de separación de basura y llevarlas a los lugares donde se recicla.

Destacó que la falta de continuidad de los gobiernos municipales da pie a que todos lo bueno que se haya hecho sea desaprovechado, “nos hemos logrado aún ejecutar un proyecto o plan que permita darle continuidad a todos los proyectos exitosos, a veces hasta un gobierno del mismo partido elimina lo que hizo el anterior a efecto de que como imagen no minimice su labor, yo creo que a estas alturas ya debe de eliminarse y rescatar todos los proyectos exitosos como es el caso del relleno sanitario en Puebla, que en su momento  fue uno de los mejores, con altibajos sigue funcionando y evitando muchos problemas que en otros estados y municipios están latentes”.

El servicio nocturno de recolección, el servicio sigue y demuestra que cuando se hacen bien las cosas, salen  buenos resultados, el servicio nocturno es uno de los mejores, ha tenido continuidad, ha demostrado que es efectivo, eficaz, afirmó.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: