Recupera el Rector Alfonso Esparza el Jardín Histórico del Colegio Carolino

  • Albergará 63 especies de plantas medicinales de manera ancestral y biocultural que han sido utilizadas por nuestras culturas originarias

Ubicado en el segundo patio del Centro Universitario de la Cultura y los Saberes, el nuevo Jardín Histórico del Colegio Carolino representa a partir de hoy un espacio donde se rescata la memoria, los saberes tradicionales y la cultura, gracias al impulso que dio el Rector Alfonso Esparza Ortiz al proyecto de preservación, investigación y conservación del patrimonio que la Universidad custodia.

Constituido por ocho cuadros, el Jardín Histórico del Colegio Carolino alberga 63 especies de plantas medicinales que de manera ancestral y biocultural han sido utilizadas por nuestras culturas originarias para prevenir y curar diversos males. Este jardín, históricamente también ocupó el segundo patio del complejo educativo de los jesuitas y fue destinado justamente para el cultivo de árboles frutales y herbolaria medicinal.

Su rescate representa una recuperación de su vocación inicial, con el objetivo de dar cuenta de la persistencia de las prácticas bioculturales que forman parte de la historia y de la relación estrecha entre el hombre, la naturaleza y el conocimiento científico.

Para lograr esta recuperación se realizaron trabajos de botánica, así como de instalación eléctrica, iluminación y riego en los ocho triángulos de jardinería en los que se encuentra dividida la superficie del patio.

En cuanto a la selección de plantas, se realizó a partir del Herbario Histórico del Colegio del Estado que se resguarda en la Biblioteca José María Lafragua, donde se da cuenta de las especies que se utilizaban en tratamientos terapéuticos en el Hospital de San Pedro, además de bibliografía sobre plantas medicinales de la época colonial.

Asimismo, las plantas que ahora se resguardan fueron adquiridas en viveros de Tlaxcala, Puebla y Morelos. Además, 10 especies fueron donadas por el Jardín Botánico Universitario. Todas ellas cuentan con etiquetas del nombre científico, común, familia y uso terapéutico; un trabajo en el que apoyó el personal técnico del Jardín Botánico Universitario.

Cabe recordar que México ocupa el segundo lugar mundial en el uso de plantas medicinales y herbolaria, con 4 mil 500 especies botánicas. Su uso fue generalizado en la época colonial, en combinación con la farmacopea importada desde Europa, Asia y África, prácticas que quedaron registradas en el Herbario Histórico del Acervo Jesuita que se conserva en la Biblioteca Lafragua.

El Jardín Histórico del Colegio Carolino se constituye como un compromiso más que cumplió el Rector Alfonso Esparza durante su gestión, pero también como un espacio con un gran valor cultural que beneficia no sólo a la comunidad universitaria, sino al público en general.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: