Trabajo aplicado mejora condiciones a internos en CERESO de Cholula

San P. Chol., -Con la llegada hace poco más de seis meses de nuevos administrativos del Centro de Readaptación Social de San Pedro Cholula (CERESO) las redes de corrupción que operaron por mucho tiempo en su interior han sido desmanteladas, algunos de los internos encargados del funcionamiento y control del tráfico de beneficios particulares fueron trasladados a otros Centros de Detención con la firme determinación de acabar con las malas prácticas, esas acciones han trastocado intereses económicos de grupúsculos organizados para beneficiarse económicamente.

Como resultado de las acciones emprendidas por las autoridades del Penal de Cholula, se han desatado una larga serie de acusaciones mediáticas a través de redes sociales y portales informativos digitales, que en poco contribuyen al mejoramiento de las condiciones en que conviven los internos, especulación, falta de información, distorsión informativa se han vuelto constantes activas, señalar sin evidencia es lo más complicado, por que las acusaciones estallan en el pensamiento de manera positiva o negativa en el ánimo social, sin embargo, es preciso contrastar la información oficial y no oficial para no enjuiciar sin evidencia.

Desde la Dirección General de CERESO, Fabiola Sánchez Hernández, implementó un estudio de comportamiento grupal e individual con los internos, desde los primeros resultados de los estudios se obtuvo que ciertos grupos, especialmente los organizados por internos que cumplen penas más largas, controlaban muchas de las actividades y ejercían un control sistemático y económico de derechos garantizados por instancias internacionales con referentes al trato de personas que cumplen confinamientos por transgredir leyes sociales.

En entrevista, la encargada de la administración general del CERESO, ha informado “desde que estamos al frente de ésta administración, encontramos que existían complicidades entre internos y custodios, los cuales encontraron la oportunidad de, a través de prácticas corruptas, traficar con preferencias y servicios que la ley provee a los internos, sin que necesariamente tengan que conquistarlos mediante la cohesión, las Visitas Íntimas (VI), las llamadas telefónicas, el paso de alimentos y familiares e incluso el ingreso de algunas sustancias prohibidas para consumo de algunos internos se negociaban y dejaban fuertes ingresos ilegales a dichas organizaciones” -explicó.

Sánchez Hernández, reconoció el estudio y asesoramiento de parte de su equipo de trabajo, en especial el de José Antonio Silva Ramírez, jefe del Departamento de Seguridad y Custodia del CERESO, quién a través de la implementación de un dispositivo de contra inteligencia, logró ubicar a los cabecillas de cada una de las células de corrupción en el interior del Centro, y tras la respectivas evaluaciones, se concluyó con el traslado de algunos internos a centros de otras latitudes estatales. Lo que se puede corroborar, con los informes y resultados entregados a las autoridades correspondientes, dando conocimiento de la efectividad del plan propuesto y aplicado.

En su participación, el encargado del funcionamiento y vigilancia de la interacción entre ingresados, familiares y vigilantes, informó que con las determinaciones aplicadas para el combate a la corrupción en el internado de seguridad de San Pedro Cholula, cimbraron desde las raíces las malas prácticas de convivencia y estadía de los reclusos del penal “casi desde el principio detectamos muchas anomalías, incluso se descubrió una interacción ‘virtual’ con otros CERESOS donde mediante llamadas telefónicas y mensajes orales se mantenía comunicación entre integrantes de ésta población y otras unidades de confinamiento, lo que puso en jaque, por decirlo de alguna manera, la información confidencial de algunos reclusos con cierto nivel económico que fueron víctimas de extorsión directa o indirecta, siendo que en algunos casos las víctimas fueron familiares de los internos. No obstante, el hallazgo de dicha actividad, nos ha llevado a trabajar de manera conjunta con los directivos de otros centros del sistema, lo que ha frenado dicha actividad y por supuesto molestado a muchos ‘beneficiados’ -detalló.

Las cosas han cambiado mucho de unos meses a la fecha, hoy toda actividad e interacción entre internos, familiares y custodios se observa con mucha atención, se califica y se cuantifica, incluso se coteja con las visitas a otros internados en otros Centros, señaló la Directora.

Definitivamente las condiciones de vida de los internos en el CERESO de San Pedro Cholula han mejorado, el desmantelamiento de las redes de tráfico de beneficios continuará dando de qué hablar, pero las acciones aplicadas hasta el momento estás dando apenas los primeros resultados.

Por: Braulio Paisano

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: